Cuarenta de las armas atravesaron la frontera y llegaron al arsenal de José Antonio Torres Marrufo, un temido lugarteniente de “El Chapo” Guzmán y quien pudiera estar entre los dirigentes de la “Gente Nueva”.

Armas de asalto de alto poder compradas ilegalmente durante el operativo Rápido y furioso de la Agencia contra el tráfico de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos de EU (ATF, por sus siglas en inglés) en Phoenix, terminaron siendo encontradas en el domicilio de uno de los principales operadores del cártel de Sinaloa, cuya organización aterrorizaba Juárez, la ciudad con el peor nivel de violencia en la guerra contra las drogas en el país.

En total, estas cien armas de asalto fueron adquiridas en el marco de las facilidades otorgadas por la ATF a los compradores ilegales de armas del programa “Rápido y furioso“, informó el diario Los Angeles Times (LATimes). Las armas fueron transportadas más de 56 kilómetros desde Phoenix a El Paso, convirtiendo al oeste de la ciudad de Texas en un centro neurálgico para los traficantes de armas.

Cuarenta de las armas atravesaron la frontera y llegaron al arsenal de José Antonio Torres Marrufo, un temido lugarteniente de “El Chapo” Guzmán y quien pudiera estar entre los dirigentes de la “Gente Nueva”, de acuerdo con los registros del tribunal federal y documentos sobre el seguimiento de las armas hecho por la ATF.

Las tácticas de los traficantes -quienes rápidamente movieron las armas lejos de los  agentes de la ATF en el sur de Arizona-  demostraron gráficamente que lo visto como problema local, era más amplio. Seis armas más de Rápido y furioso que se dirigían a El Paso, fueron detenidas en Columbus, Nuevo México.

“Estas armas de Rápido y furioso iban dirigidas al cártel de Sinaloa y ellos están matando a todos ahí [Juárez]“, dijo una fuente gubernamental de EU que pidió al LA Times guardar su identidad. “Pero esto es sólo cuantas conocimos de las armas que iban a través de Texas. Cientos más lograron pasar por ahí.”

Torres Marrufo, conocido también como “El Jaguar”, ha sido identificado por EU como el operador del capo del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán. Las armas fueron encontradas en su domicilio de Torres el 30 de abril pasado cuando la policía inspeccionó el lugar. El lugar no estaba ocupado, pero daba señales de actividad reciente.

El sótano había sido convertido en un gimnasio con una pared cubierta de de espejos. Detrás de los espejos se encontró un cuarto escondido con las armas de Rápido y furioso y otras decenas de armas más una metralladora antiaérea, un rifle sniper y  un lanzagranadas.

“Hemos decomisado el arsenal más importante de armas en la historia de Ciudad Juárez“, afirmó que gobernador de Chihuahua, César Duarte, en aquella ocasión, aunque no dio a conocer provenían de la frontera. El lugarteniente de “El Chapo” fue indiciado en El Paso, pero las autoridades no han sido incapaces de localizarlo y arrestarlo.

Funcionarios de inteligencia de EU consideraron que Sinaloa es la más poderosa organización en el mundo. Reportes de autoridades sobre seguridad nacional de parte las autoridades del Departamento de Justicia en el verano de 2010, durante el programa Rápido y furioso, advertían sobre las proliferación de armas que llegaban al cártel de Sinaloa.

“El Jaguar”, lugarteniente de “El Chapo”, podría estar al frente de un brazo armado del cártel de Sinaloa llamado Gente Nueva, enviado a Veracruz con el fin de expulsar a Los Zetas de esta plaza, por lo que el grupo ha sido llamado Mata Zetas.