Ciudad de México.-  La Procuraduría General de Justicia del Estado de México logró la captura de una banda de secuestradores en el municipio de Tenango del Valle.

De acuerdo con las investigaciones, los detenidos están relacionados con al menos dos ilícitos de este tipo y admitieron haber dado muerte a dos víctimas.

Los detenidos son Rafael Hernández Reyes, “El Rafa” o “El Ojón”, de 33 años; Édgar Torres Chicho, “El Chaparro”, de 31 años; Juan Manuel Gómez Gomíz, “El 22”, de 26 años; Alberto Navarrete Marín, “El Tuntun”, de 39 años; Sandra Hernández San Agustín, “La Jarocha”, de 35 años, y Bernardo Hernández Garduño, “El Venado”, quienes fueron capturados mediante operativos simultáneos en Tenango del Valle.

Las indagatorias realizadas por elementos de la Procuraduría permiten establecer que Hernández Reyes, “El Rafa” o “El Ojón”, en complicidad de dos sujetos, planeó el plagio del hijo de una regidora del municipio de Calimaya, un joven menor de edad, hecho que tuvo lugar a principios de este año.

Durante sus primeras declaraciones, “El Ojón” narró que engañó a su primera víctima para poder llevar a cabo el secuestro, al decirle que lo invitaba a una fiesta, a la cual aceptó acompañarlo.

Posteriormente, Hernández Reyes fingió que otro integrante de la banda le apuntaba con un arma calibre 38, lo golpeaba y hería con un cuchillo, de esta forma la víctima no opuso resistencia y fue amarrado y trasladado al domicilio de “La Jarocha”, donde esta banda tenía establecida una casa de seguridad.

Sin embargo, días después de haber sido privado de la libertad, el joven fue ultimado y su cuerpo fue abandonado en un canal de aguas negras conocido como Zanja Real, en el municipio de San Antonio la Isla. Por estos hechos, “El Ojón” reconoció haber solicitado un rescate y haber cobrado el mismo.

El segundo secuestro perpetrado por esta banda tuvo lugar el 14 de junio. Al igual que en el primer plagio, la víctima se trató de un conocido de Hernández Reyes.
En dicha ocasión, “El Ojón” planeó y ejecutó el secuestro de un vecino suyo, a quien tenía 15 años de conocer; al igual que en el primer evento, la víctima fue engañada a fin de privarlo de la libertad.

La víctima fue llevada a una escuela de San Andrés Ocotlán, en Calimaya, lugar donde “El Ojón” laboraba como velador, la cual fungió como casa de seguridad, y lugar donde fue privado de la vida El cuerpo de la víctima del segundo secuestro fue sepultado en el campo de futbol de la escuela.

Estos hechos se encuentran asentados en las carpetas de investigación 20174084000421 y 120120360066812.
Los seis sujetos quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público de la zona, quien tendrá reúne los elementos necesarios para consignarlos ante el Juez; en tanto, las investigaciones continúan para establecer su probable participación en otros hechos delictivos.